Los Chinos Han Utilizado Este Remedio

Hoy vamos a hablar sobre un efectivo té para bajar el azúcar en la sangre que se ha e que se estado utilizando por mucho tiempo. Se trata del té de las hojas o semillas de Alfalfa para tratar la diabetes.

La alfalfa es una planta que envía sus raíces hacia abajo de veinte a treinta pies y hace subir los minerales que no están disponibles en la superficie de la tierra. Por esta razón, la palabra árabe alfalfa significa “Padre de las plantas”

La alfalfa se ha utilizado por los chinos desde el siglo VI para tratar varias condiciones de salud y de hecho, se considera la fuente más rica en micro minerales de la tierra.

Esta planta es rica en vitaminas y minerales, así como otros nutrientes que desempeñan un papel vital en la fuerza y el crecimiento de los huesos y en el mantenimiento de un cuerpo sano.

Debido a que es rica en vitaminas, minerales y otros nutrientes, la Alfalfa hace un remedio herbal increíble.

Contiene proteínas y vitamina A, vitamina B1, vitamina B6, vitamina C, vitamina E y vitamina K. También contiene calcio, potasio, caroteno, hierro y zinc.

Se puede tomar en forma de semillas, hojas, o tabletas. Dentro de sus beneficios para la salud más importantes se encuentran los siguientes:

Reduce los niveles de azúcar en la sangre,
Es muy efectiva para tratar problemas renales, aliviar la retención de líquidos y aliviar la hinchazón.
Es muy efectiva para la artritis.
Nutre el sistema digestivo, esquelético, glandular y urinario.
Limpia la sangre, el hígado y el intestino.
Reduce los niveles de colesterol.
Previene accidentes cerebrovasculares.
Sirve para el tratamiento de tos ferina.

En cuanto a su uso para tratar la diabetes se refiere, la alfalfa es conocida por reducir los niveles de azúcar en la sangre y por lo tanto se considera un tratamiento natural para la diabetes.
El té hecho de las hojas y semillas ha demostrado ser bastante potente para regular los niveles de glucosa.

Para hacer té de las hojas haga lo siguiente:

Use una cucharadita de hojas secas de alfalfa por taza de agua hirviendo.
A continuación, dejar reposar durante 10 a 15 minutos. Finalmente, colar y beber.

Para hacer té de las semillas haga lo siguiente:

Coloque una cucharadita de semillas machacadas en 4 tazas de agua, hervir durante 30 minutos y luego colar y beber.
Este té tiene un sabor fuerte. Para crear un sabor diferente puede mezclarlo con menta, el cual además de darle un buen sabor también es bueno para tratar disfunciones renales.

Beba este té no más de 3 días a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *